El seguro médico contribuye a garantizar la asistencia sanitaria de calidad con pólizas adaptadas a las necesidades individuales

by Comunicación

En el Día Mundial de la Salud, que se celebra este miércoles 7 de abril, la sociedad lucha por construir un mundo más justo, equitativo y saludable, más en este 2021 marcado por la pandemia de la Covid-19.


Hoy el mundo rinde culto a la Salud y reivindica una región donde todos tengan condiciones de vida saludables. Para lograrlo, el acceso a la salud y la atención médica se convierte en algo indispensable, y el sector seguros ofrece coberturas para garantizar que todas las personas puedan acceder a servicios de salud de calidad cuando y donde los necesiten.

Las aseguradoras ofrecen diversas coberturas de asistencia médica, hospitalaria y quirúrgica a través de diversas modalidades: con o sin copago o con reembolso. Sus objetivos no son otros que suplir la inexistencia o deficiencias de la Seguridad Social, agilizar las operaciones e intervenciones quirúrgicas, facilitar la hospitalización y permitir el acceso a tratamientos y nuevas técnicas gracias a sus propios centros, clínicas y cuadro médico.

¿Qué es un seguro de salud?

El seguro de salud otorga una indemnización o reembolso al asegurado por los gastos médicos incurridos como consecuencia de enfermedad o accidente.

¿Qué tipo de seguro médico necesito?

A la hora de escoger un seguro médico, lo principal es considerar el tipo de asistencia sanitaria necesaria, tanto a nivel personal como familiar. Si por ejemplo no acudes al médico con frecuencia, las pólizas básicas te pueden servir. Por el contrario, si no estás bien de salud o tienes hijos en edad de ir al pediatra, una póliza familiar completa podría ser la mejor alternativa.

Los tipos de seguros de salud son más amplios e incluyen más o menos coberturas dependiendo de las necesidades de cada cliente. Entre las más comunes se suelen encontrar:


• Cuadro médico: modalidades con copago o sin copago.

Cuadro médico sin copago: la prima no varía, pudiendo acudir al médico las veces que quieras sin necesidad de que tengas que pagar un extra. En este caso, los recibos mensuales son más elevados que en el de cuadro médico con copago.

Cuadro médico con copago: la prima varía. Además del importe anual tendrás que abonar el precio fijado por la aseguradora para cada servicio médico.

• Seguros de salud de reembolso: ofrecen la libertad de escoger el centro hospitalario. El asegurado tendrá que pagar por cada visita médica y, posteriormente, la aseguradora le reembolsará el importa, total o parcialmente.

• Seguros de salud sin hospitalización: no cubren las estancias hospitalarias.