Análisis de datos, técnicas de venta y certificaciones marcarán la formación aseguradora durante los próximos tres años

by Comunicación

Gestionar y analizar datos, formación específica en ventas y la necesidad de contar con certificaciones, más allá de estudios superiores, son los tres pilares que marcarán la formación en el sector seguros durante los próximos tres años. Esta es la principal conclusión que se desprende del estudio “Detección de Necesidades Formativas” elaborado por la Escuela de Negocios de Seguros CECAS.

Un estudio que se ha llevado a cabo en tres fases -desde su inició el pasado mes de octubre- y que para su elaboración, CECAS ha contado con la opinión de los directores de recursos humanos de algunas de las principales aseguradoras del mercado como AXA, Mapfre, Reale, Santalucía y Preventiva Seguros.

Este mismo informe advierte, también, que la desaparición de puestos de trabajo relacionados con tareas mecánicas y repetitivas se acelera cada año puesto que cada vez son más las aplicaciones tecnológicas las encargadas de su desarrollo. Para Marta Rodríguez, Senior Sales Manager de CECAS y coordinadora del estudio, “cualquier puesto de trabajo donde el factor humano no aporte valor desaparecerá, de ahí la importancia que las aseguradoras dan a la formación en competencias técnicas y habilidades sociales que ayuden a humanizar el desempeño de la función. Tener un título universitario valdrá de poco si no va acompañado de micro formación permanente, muy especializada, a lo largo de toda la vida laboral de la persona”.

Además, el estudio pone de manifiesto una nueva forma de relaciones laborales, según la cual el concepto “puesto de trabajo” desaparece y será sustituido por “proyectos o servicios”. Este nuevo concepto, expone el informe, implica una gran diversidad de enfoques, conocimientos y perspectivas (trabajadores autónomos de diferente tipo, contratos mercantiles, contratos por obra y servicio, trabajadores en prácticas, etc.).

Principales tendencias para los próximos años

Incremento de la importancia del análisis y tratamiento del dato: crecerá la demanda de perfiles complementarios con conocimiento y capacidad para el análisis del dato tanto en puestos de atención como de gestión o siniestros. Se necesitarán técnicos concretos en áreas como Data Scientist (Ciencia del Dato) o Data Minning (Minería de datos).

Formación en ventas: uno de los datos más llamativos puesto de relieve por los directores de recursos humanos de las aseguradoras es la necesidad de poner en marcha planes de formación en ventas, una de las áreas menos desarrolladas.

El informe advierte de una desconexión entre la realidad de las empresas aseguradoras y la formación oficial, donde la mayoría de los programas de ventas se enfocan desde el punto de vista del marketing, sin tener en cuenta que el proceso de venta requiere técnicas y habilidades de gestión interpersonal muy concretas.

Para Marta Rodríguez esto puede deberse a que “la parte de ventas, tradicionalmente, ha tenido un papel secundario dentro del propio sector, viéndose todavía como mero trámite o confundiéndose con comercial. Aspectos como la llegada al mercado de clientes nativos digitales y la aparición de nuevas necesidades aseguradoras exigen reforzar este aspecto”.

De hecho, la demanda de formación específica en ventas no es exclusiva del sector y aparece mencionada en los tres ámbitos de análisis del estudio: Seguros, Consultoría y Administración.

Necesidad de profesionales certificados oficialmente: el sector señala como un elemento diferenciador cada vez más valorado que los profesionales cuenten con certificados formativos en especialidades como PMP (Project Management Professional), Certificado Mifid, Gestión del Cambio, Análisis de datos, Ciberseguridad, Protección de Datos o idiomas.