Los ciberataques aumentaron un 50% en todo el mundo durante el año 2021

by Comunicación

ciberataque2022

Los ciberataques a empresas aumentaron a nivel mundial en 2021 un 50% en comparación con el año anterior, según un estudio publicado por la multinacional de ciberseguridad Check Point.

El pico de crecimiento se registró a finales de 2021, con una media de 925 amenazas semanales por organización. En España se contabilizó una media semanal de 1.040 ataques por organización, lo que supone un 79% más que en 2020.

En 2021, la educación/investigación fue el sector que experimentó el mayor volumen de ofensivas, con una media de 1.605 ataques por organización cada semana. Esto supuso un crecimiento del 75% respecto a 2020.

Le siguieron el sector gubernamental/militar, que tuvo 1.136 asaltos por semana (47% de subida), y la industria de las comunicaciones, que tuvo 1.079 por organización (51% de incremento).

“Prevemos que estas cifras aumenten de cara a 2022, ya que los ciberdelincuentes seguirán innovando y encontrando nuevos métodos para ejecutar las amenazas, especialmente el ransomware”, alerta Eusebio Nieva, director técnico de Check Point Software para España y Portugal, en declaraciones recogidas por Servimedia. “Estamos en una ciberpandemia. Recomendamos encarecidamente a los usuarios, especialmente a los de los sectores de la educación, la administración y la sanidad, que aprendan lo básico sobre cómo protegerse. Medidas sencillas como la aplicación de parches, la segmentación de las redes y la formación de los empleados pueden contribuir en gran medida a que el mundo sea más seguro".

Consultar con un mediador de seguros es la opción más recomendable para proteger estos sectores.

Coberturas

Tal y como publicábamos en esta misma web hace unos meses, la mayoría de aseguradoras ya cuenta con este tipo de pólizas entre su oferta de productos, con una serie de coberturas comunes como indemnizaciones por responsabilidad civil, daños a los sistemas informáticos, asistencia legal o el soporte tecnológico necesario. “En un siniestro de ciberseguridad es crucial solucionar el incidente lo antes posible, así que la asistencia informática y legal es clave”, apuntan los mediadores.

Algunas pólizas más completas incorporan además compensaciones por la pérdida de beneficios tras la interrupción del negocio o una extorsión y recomendaciones de ciberseguridad preventivas. Según el Consejo General, podemos distinguir tres tipos de cobertura en los seguros de ciberriesgos:

Gastos derivados de la necesidad de contratar servicios externos, como asesoría legal y técnica en temas como la investigación de causas, alcance o posibles consecuencias del ataque o del error interno, restitución de datos o restitución de la imagen frente a clientes o terceros. Aquí también encontramos los gastos de defensa ante sanciones y medidas de las autoridades.
-Daños económicos de tipo consecuencial que pueda sufrir la empresa tras un incidente (ataque), como puede ser la pérdida de negocio.
- Responsabilidades frente a terceros, generalmente derivados de fallos en la seguridad, que pueden haber comprometido sus datos o haber permitido que alguien se introduzca en sus sistemas, incluyendo los gastos de defensa jurídica.

Las excepciones a estas coberturas son:

-Actos dolosos o fraudulentos y deliberados por parte del propio asegurado.
-Responsabilidades que son objeto de cobertura por otros seguros como los daños personales y materiales.
-Responsabilidades contractuales.
-Reclamaciones o litigios previos a la contratación del seguro.
-Todo lo que hace referencia a secretos comerciales, patentes o gastos de licencias.
-Obtención de datos no autorizadas, así como escuchas y grabaciones.
-Guerra, terrorismo o riesgos de la naturaleza, aunque empiezan a existir coberturas relacionadas con ataques ciberterroristas.