El negocio de vida permanece estable pese a los bajos tipos de interés

by Comunicación

negociovida22

Las aseguradoras gestionaban a cierre del pasado junio 192.001 millones de sus clientes a través de todo tipo de seguros de vida. O, lo que es lo mismo, un 1,41% menos que un año atrás.

A esta cantidad hay que sumar otros 54.828 millones correspondientes al patrimonio de los planes de pensiones cuya gestión está encomendada a aseguradoras. Estos aumentaron un 7,20% en términos interanuales. En total, el sector asegurador velaba por 246.829 millones de euros de sus clientes al acabar el segundo trimestre del año, una cantidad muy parecida a la registrada un año antes.

El negocio de ahorro canalizado a través de productos de seguro ha disminuido un 1,56% en términos interanuales, hasta los 184.731 millones. El sector acusa la persistencia en el tiempo de los tipos de interés bajos.

Los seguros unit-linked, aquellos en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, son los únicos que crecen en comparación con el año anterior. Aumentan el patrimonio bajo gestión un 9,02%, hasta los 19.912 millones de euros. Las demás líneas de producto anotan descensos en el volumen de ahorro gestionado de distinta intensidad.

Los cambios más modestos corresponden a las rentas vitalicias (-1,79%) y los capitales diferidos (-2,64%). Después aparecen las caídas en los planes individuales de ahorro sistemático (-4,14%), los planes de previsión asegurados (-5,84%) y los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) (-5,90%). El descenso más pronunciado corresponde a la transformación de patrimonio en renta vitalicia (-7,28%).

Los ingresos por primas del negocio de vida riesgo se situaron en 2.918 millones de euros al finalizar el primer semestre de 2022, un 1,50% más que el año anterior.