Los accidentes con patinetes, en aumento: el Colegio de Mediadores de Zaragoza denuncia la falta de normativa

by Comunicación

patinete221122

Con el trágico fallecimiento de un joven de 14 años mientras conducía un patinete eléctrico en Zaragoza, la polémica sobre la seguridad de estos vehículos vuelve a estar en el punto de mira.

Desde el Colegio de Mediadores de Seguros de Zaragoza recuerdan que la falta de normativa es el verdadero problema en el repunte de la siniestralidad de los patinetes, que no cuentan con un seguro obligatorio que cubra daños en caso de accidente.

El menor circulaba por el carril bici de Vía Ibérica cuando fue arrollado por un autobús que, al parecer, cruzó el semáforo en rojo. “Está claro que, en este caso, la póliza del seguro obligatorio del bus es quien tiene que hacerse cargo de la indemnización”, ha comentado el presidente del Colegio zaragozano, Miguel de las Morenas.

Pero, ¿qué ocurriría en caso de que el responsable de un accidente fuera la persona que va en patinete? De las Morenas ha lamentado que en ese supuesto se abrirían muchas variantes que todavía están en el aire, puesto que “no existe una normativa clara que rija el uso de estos vehículos”. El presidente denuncia que “faltan obligatoriedades, como la del seguro o el uso de un casco que cumpla con las condiciones adecuadas para salvar vidas”.

Lo que sí queda demostrado es “que estos patinetes son artefactos muy peligrosos, y con ellos hay un número de accidentes diarios solamente en las calles de Zaragoza que ni nos podemos llegar a imaginar”, explica De las Morenas.

Vehículos de circulación parecidos, como las motocicletas o los ciclomotores, sí cuentan con ese seguro obligatorio que los mediadores echan en falta con los patinetes. Y es que “en los siniestros, el perjudicado puede ser un patinete, pero también un tercero, como fue el caso del peatón que falleció tras ser atropellado el pasado mes de septiembre”, recuerda el presidente de la institución.

PRECIOS

En la actualidad, el seguro existente para este tipo de vehículos es de responsabilidad civil y tiene muchos límites. El precio es, como máximo, de unos 50 euros, pero aún así son muy pocos los que se preocupan en contratarlo. “Es escaso el número que aseguramos”, lamenta De las Morenas. Quien circula a menos de 25 kilómetros por hora, eso sí, está asegurado por la póliza de responsabilidad civil de su vivienda, algo que cada vez ocurre con menos frecuencia porque, según el presidente del Colegio, “las compañías están terminando con esto”.